Observatorio Venezolano de Tierras, Ambiente y Pobreza Rural

Boletín N°21 -  Septiembre 2016

Frente al entramado legal creado en Venezuela durante los últimos 17 años para normar y controlar al sector agroalimentario, representado por un amplio conjunto de leyes, decretos y reglamentos, casi todos con un alto contenido intervencionista y otros abiertamente inconstitucionales, los expertos y líderes sectoriales se han planteado dos alternativas en cuanto a la estrategia a seguir para solventar dicha situación.

Por una parte, hay quienes consideran que la vía más apropiada es la de reformar los instrumentos legales, como la vía menos traumática para minimizar las contradicciones con los sectores oficialistas, por la otra, están los que piensan que los daños producidos por la aplicación de estas leyes son de tal gravedad, que no es conveniente retardar más la adopción de correctivos profundos.

Desde el Observatorio de Tierras, aún cuando entendemos las posturas “gradualistas” en materia de reformas legales, somos de la opinión que, por lo menos, con respecto a la Ley de Tierras y la Ley Orgánica de Seguridad y Soberanía Alimentaria, es necesario proceder a la derogatoria de ambos dispositivos legales y su sustitución por leyes más adaptadas a la dinámica que demanda una moderna economía social de mercado.

Author: 
Acción Campesina
Year: 
2016