#ProgramaLiderazgo : una oportunidad para fortalecer los liderazgos juveniles en las organizaciones de base que luchan por sus derechos a la tierra

ubaldino
Ubaldino García Canan (Nuevo Día) y Marleny (RECMURIC)
Wednesday, September 12, 2018

Fuimos parte del grupo de jóvenes líderes que participó en el taller de lanzamiento del Programa para Fortalecer Capacidades de Gestión y Liderazgo en Organizaciones Campesinas e Indígenas del 30 de junio al 3 de julio en Honduras. 

 

Nuestro grupo reunía a jóvenes integrantes de 9 organizaciones de base de Guatemala, Honduras y Perú* que representan a más de 250 mil campesinos/as y pobladores/as indígenas. Jóvenes comprometidos con la defensa de nuestros derechos a la tierra y los territorios que impulsan las organizaciones.

Nuestra participación demostró la importancia que tienen las y los jóvenes en las organizaciones de base indígenas y campesinas, y la necesidad de contar con cuadros juveniles preparados al interior de estas. El programa, que es organizado por la ILC ALC en asocio con Procasur, se centra justamente en el fortalecimiento de las capacidades de gestión y representación política de diversas organizaciones de base a través del reforzamiento y/o renovación de sus liderazgos juveniles.

Las organizaciones de base tienen un papel central en la lucha por los derechos a la tierra de las comunidades indígenas y campesinas en América Latina y el Caribe, las cuales han sido históricamente excluidas y marginadas. Realizan un trabajo de incidencia necesario para lograr un acceso justo a la tierra –tanto para hombres como para mujeres–, aunque aún falta mucho por recorrer. Para las comunidades indígenas y campesinas, la tierra es clave porque es su medio de vida y el acceso a esta contribuye a su autonomía económica. La tierra, además, representa para estas poblaciones algo más que un bien tangible.

Estas organizaciones son como los machetes que van limpiando el camino para que las comunidades indígenas y campesinas tengan una voz y puedan exigir sus derechos, entre ellos a la tierra. Es por eso que contar con organizaciones vigorosas y con liderazgos juveniles preparados es importante para que puedan desempeñar su rol en la sociedad. De otro lado, muchos de los desafíos de estas organizaciones se relacionan precisamente a los jóvenes, como es es el logro del relevo generacional en sus estructuras de tomas de decisión.

Cuando llegamos al taller teníamos diversas expectativas por formar parte de un proceso centrado en la formación e identificación de liderazgos juveniles con personas de distintas organizaciones y países. También nos pareció enriquecedor poder conocer y aprender sobre las experiencias –tanto positivas como negativas– de otras organizaciones indígenas y campesinas. 

Gracias a la formación y el intercambio durante el taller, entendimos la importancia de los aportes de la juventud y sus ideas innovadoras para las organizaciones.  El espacio nos permitió entender y visibilizar la necesidad de impulsar un relevo generacional efectivo dentro de nuestras organizaciones que permita dar continuidad a la labor que realizan, incluyendo la defensa de nuestros territorios desde la cosmovisión y los derechos de los pueblos indígenas.

La formación que obtuvimos en el Programa de Liderazgo nos servirá también para continuar moviendo otros motores en nuestra organización, y para crear redes y brazos de apoyo para seguir trabajando por los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas.

Además, hemos conocido herramientas que resultarán muy útiles para mejorar la gestión organizacional. Estas herramientas pueden fortalecer las dinámicas comunitarias y los proceso de reestructuración de redes de jóvenes que se están dando en algunas de nuestras organizaciones.

En el taller presentamos nuestros diagnósticos organizacionales desarrollados de manera participativa y trabajamos planes de fortalecimiento organizacional. Compartir nuestro trabajo con jóvenes de diversos países y culturas ha sido un rico proceso de construcción de aprendizaje conjunto que esperamos que continúe.

 

*CCDA, Nuevo Día, CODECA, UVOC y RECMURIC de Guatemala; COCOCH, UMCAH y UTC de Honduras; y ONAMIAP de Perú