Informes Alternativos para posicionar los derechos de las mujeres rurales: apuesta de la ILC ALC

Monday, 14th January 2019

En el 2018, la International Land Coalition (ILC) apoyó a miembros de Argentina,  México, Ecuador y Colombia en la elaboración y presentación de Informes Alternativos sobre la situación de mujeres rurales, indígenas  y afrodescendientes de sus respectivos países ante la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación a la Mujer (CEDAW) y el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC)[1]. Sus esfuerzos para la elaboración de dichos informes han permitido crear sinergias entre las organizaciones de mujeres. De otro lado, un logro central ha sido lograr la inclusión de ciertos contenidos en las recomendaciones de ambas comisiones.

 

 

Estos Informes Alternativos resultan de alta relevancia no solo por ser estrategias para la incidencia, sino porque su proceso de elaboración ha permitido generar espacios de confluencia entre organizaciones. Asimismo, han sido una oportunidad para debatir y reflexionar sobre los avances en relación a los derechos de las mujeres rurales, y hacer propuestas desde las propias mujeres para enfrentar sus problemáticas. En suma, ha posibilitado la generación de sinergias para la producción de información, el interaprendizaje y  el diálogo en espacios de la sociedad civil.

Argentina

El Informe Alternativo la  “Situación de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Mujeres Rurales Argentinas del Gran Chaco y Puna“ aporta evidencias sobre la situación actual de las mujeres rurales, mostrando posibles caminos y/o recomendaciones para acortar las brechas y desigualdades de género que hoy se viven en la Argentina. Fue presentado en septiembre y logró un gran impacto en la inclusión de temas y recomendaciones del Comité DESC para el Estado Argentino.

La elaboración se hizo de forma participativa, considerándose central el testimonio de las mujeres rurales. Para ello, se llevó a cabo un taller de formación en DD.HH. y construcción de Informe Alternativo y 16 talleres provinciales/regionales, donde participaron aproximadamente 500 mujeres indígenas y campesinas, organizaciones de base y otras organizaciones de la sociedad civil. El 85% de asistentes fueron mujeres pertenecientes a 68 organizaciones sociales.

El  informe fue realizado entre Fundación Plurales, Fundapaz y Redes Chaco. Además, participó el Sistema de Naciones Unidas Argentina, a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Ecuador

Las instituciones que conforman la ENI Ecuador están en el proceso de elaboración del Informe Alternativo sobre la situación de las mujeres rurales ecuatorianas, indígenas, campesinas, montubias y afrodescendientes para dar cuenta de sus problemáticas y de los desafíos que enfrentan en la actualidad, e incidir sobre el Estado ecuatoriano[2].

Por un lado, se espera que el documento visibilice la situación actual de las mujeres rurales en relación a la soberanía alimentaria, y por otro,  que identifique propuestas de política pública y acciones de incidencia política que permitan la toma de decisiones concretas para mejorar la calidad de vida de las mismas.

Tras la realización de los primeros talleres, se han identificado como temas importantes como la lucha contra la violencia de género y estructural, el acceso a la tierra y agua, la agroecología, la producción limpia y defensa de las semilla comercialización justa, y el acceso al crédito. Este informe también se está elaborando de forma participativa con las mujeres, realizándose talleres, grupos focales y entrevistas a profundidad, entre otros.

El primer  taller fue un espacio de diálogo entre organizaciones de mujeres, indígenas, afrodescendientes y mestizas de varias provincias del país, donde se fortaleció la necesidad de realizar un Informe Sombra que siga orientaciones  para la investigación - acción participativa.

El  Encuentro Nacional “Nuestros Derechos en las Leyes y su implementación”, convocado por la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador, también fue importante para colocar las demandas específicas de las mujeres.

En la elaboración del informe participan SIPAE y ALDEA y son aliados importantes la ONU Mujeres Ecuador, y más adelante, la Universidad Central de Ecuador y la  Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador, también se vincularán en el proceso.

Colombia

Por otra parte, en Colombia, el Informe Alternativo –el cual todavía no ha sido presentado ante la CEDAW–  pretende visibilizar la situación de garantía de derechos de las mujeres rurales colombianas e incidir ante el Comité para que realice recomendaciones al Estado Colombiano. El informe está centrado en los derechos de las mujeres rurales y en la implementación de los Acuerdos de Paz.

El informe evidencia que las organizaciones de mujeres no tienen garantías por parte del Estado para que incluyan sus propuestas en los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial, las afectaciones continuas a los derechos de las mujeres rurales a la tierra y el territorio, así como la violencia contra las mujeres defensoras.

Para su elaboración se ha creado un grupo de trabajo entre CINEP/PPP y Corporación Desarrollo Solidario (CDS), FIAN Colombia, Oxfam, Asociación Trabajo Interdisciplinario (ATI), Colectivo Mujeres al Derecho (Colemad) y Corporación Jurídica Yira Castro.

Para lograr un procesos participativo también se llevó a cabo el Encuentro de Mujeres Rurales del Caribe en Montes de María, en el que las organizaciones sociales territoriales revisaron el cumplimiento de la CEDAW y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, aportándose también al fortalecimiento de las capacidades de incidencia de dichas organizaciones  para alcanzar acuerdos con las instituciones públicas sobre la garantía de los derechos de las mujeres.

México

Se elaboró un Informe Sombra para el CEDAW que fue presentado al Comité en Ginebra en septiembre. Los principales cuestionamientos al Estado mexicano tienen que ver con el acceso de las mujeres a la tierra, la participación en la toma de decisiones, el impacto de las actividades extractivas -y su relación con el incremento de la violencia hacia las mujeres indígenas y rurales, entre otros.

En la elaboración del informe participaron el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI), ECOMUNNIS, la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, la Universidad Autónoma Chapingo, y la Fundación Paso a Paso.

 

 

 

 

 


[1]  Los Estados que conforman la ONU y han firmado y ratificado diferentes tratados internacionales y convenciones, como la Convención CEDAW o el Comité DESC, deben dar cuenta de los avances con sus compromisos asumidos por el respeto y la defensa de los derechos humanos. A menudo, estas autoevaluaciones tienden a minimizar problemas, por ello estas instancias de la ONU invitan a las ONG a elaborar Informes Alternativos (llamados también Sombra) a los que presentan los Estados.    

[2] El Estado Ecuatoriano debía presentar su informe en marzo del 2019, sin embargo, solicitó una prórroga hasta julio 2020 y bajo la modalidad de informe abreviado (no responderá a todos los artículos del convenio CEDAW, sino a determinadas preguntas que deberán ser elaboradas por el Comité).

 

 

Más información:

Informe Sombra PIDESC-ONU Sesión 64. Situación de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres rurales argentinas del Gran Chaco y Puna.

Miembros ILC en Argentina presentan informe alternativo sobre mujeres rurales ante Naciones Unidas