covid19 y la tierra

Las experiencias de los miembros de la ILC ya han demostrado que la crisis actual tiene un impacto directo en los derechos de la tierra

historia

En noviembre de 1995, más de mil representantes de la sociedad civil, los gobiernos y las instituciones multilaterales se reunieron en Bruselas (Bélgica) para una Conferencia sobre el Hambre y la Pobreza. Los participantes en la conferencia, reconociendo la importancia del acceso equitativo a la tierra para el desarrollo rural, resolvieron crear una alianza de la sociedad civil y los organismos intergubernamentales:

La Coalición Popular para Erradicar el Hambre y la Pobreza.

En la conferencia se pidió que se adoptaran medidas urgentes para habilitar a los pobres de las zonas rurales aumentando su acceso a los bienes de producción, especialmente a la tierra, el agua y los recursos de propiedad común, y reforzando su participación en los procesos de adopción de decisiones a nivel local, nacional, regional e internacional.

En 2003, la Coalición Popular para Erradicar el Hambre y la Pobreza pasó a denominarse Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC), en reconocimiento de su enfoque estratégico en cuestiones de acceso a la tierra.

Desde 2003, la ILC ha crecido hasta convertirse en una coalición de más de 250 organizaciones.

La visión compartida de sus miembros es que el acceso seguro y equitativo a la tierra, y el control sobre la misma, reducen la pobreza y contribuyen a la identidad, la dignidad y la inclusión. La CIT se esfuerza por superar cualquier práctica en sus operaciones o en las de sus miembros que perpetúe la marginación de cualquier sector de la sociedad, y en particular de las mujeres.