nuevo informe

Informe trienal de la ILC 2019-2021: Tierra, personas y planeta

historia

En noviembre de 1995, más de mil representantes de la sociedad civil, los gobiernos y las instituciones multilaterales se reunieron en Bruselas (Bélgica) para una Conferencia sobre el Hambre y la Pobreza. Los participantes en la conferencia, reconociendo la importancia del acceso equitativo a la tierra para el desarrollo rural, resolvieron crear una alianza de la sociedad civil y los organismos intergubernamentales:

La Coalición Popular para Erradicar el Hambre y la Pobreza.

En la conferencia se pidió que se adoptaran medidas urgentes para habilitar a los pobres de las zonas rurales aumentando su acceso a los bienes de producción, especialmente a la tierra, el agua y los recursos de propiedad común, y reforzando su participación en los procesos de adopción de decisiones a nivel local, nacional, regional e internacional.

En 2003, la Coalición Popular para Erradicar el Hambre y la Pobreza pasó a denominarse Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC), en reconocimiento de su enfoque estratégico en cuestiones de acceso a la tierra.

Desde 2003, la ILC ha crecido hasta convertirse en una coalición de más de 250 organizaciones.

La visión compartida de sus miembros es que el acceso seguro y equitativo a la tierra, y el control sobre la misma, reducen la pobreza y contribuyen a la identidad, la dignidad y la inclusión. La CIT se esfuerza por superar cualquier práctica en sus operaciones o en las de sus miembros que perpetúe la marginación de cualquier sector de la sociedad, y en particular de las mujeres.