El arte de hacer que las políticas de la reforma agraria funcionen

Miércoles, Marzo 27, 2019

Noer Fauzi Rachman, o 'Oji', como lo conocen sus amigos, es un activista, autor, profesor y ex asesor de políticas del presidente de Indonesia, Joko Widodo. A lo largo de su vida, el trabajo lo ha llevado desde el activismo social, pasando por la Universidad de California, Berkeley y hasta...

El 22 de marzo de 2019, fue invitado como orador especial por el Mecanismo para los bosques y fincas, la FAO y la ILC, para proporcionar su evaluación del futuro de la reforma agraria en Indonesia y las implicaciones para los pueblos indígenas que viven en las tierras forestales consuetudinarias.

Fauzi Rachman es un experto en criticar a las organizaciones que propagan la desigualdad. Cita al politólogo Charles Tilly, al afirmar que "la desigualdad duradera surge porque las personas que controlan el acceso a los recursos que generan valor resuelven los problemas de la organización mediante distinciones categóricas. Inadvertidamente o de otra manera, esas personas establecen sistemas de cierre social, exclusión y control ".

¿Qué significa esto en la práctica para el estado indonesio moderno? Según Fauzi, dividir al gobierno en diferentes ministerios, sin una verdadera comunicación entre sí, significa que la reparación de las desigualdades continuará ocurriendo a un ritmo esporádico.  

En 2014, cuando Joko Widodo constituía su equipo de transición, Fauzi presidió el grupo de trabajo sobre agricultura, tierra y silvicultura. Informó a varios ministros entrantes sobre sus archivos y contribuyó a redactar el primer Plan quinquenal (2015-2019), las Directrices de la Oficina del Presidente sobre la reforma agraria y el Plan anual de trabajo del Gobierno. A través de estos documentos, ayudó a crear el marco institucional para la reforma agraria. También es muy consciente de la Realpolitik que existe dentro del círculo interno de miembros del gabinete y de los principales burócratas del gobierno.

El programa de reforma agraria del país tiene seis objetivos generales: 1. Reducir la desigualdad en la propiedad de la tierra; 2. Crear fuentes de prosperidad y bienestar comunitario basadas en la agricultura; 3. Crear empleos para reducir la pobreza; 4. Mejorar el acceso a los recursos económicos; 5. Aumentar la seguridad y la soberanía alimentaria; 6. Mejorar y mantener la calidad ambiental y enfrentar los conflictos agrarios. Para 2025, el gobierno se ha comprometido a redistribuir más de 9 millones de hectáreas de tierra entre los pequeños agricultores.

Fauzi ve su papel como académico-activista-burócrata, alguien singularmente capaz de traducir las promesas políticas en políticas aprobadas por el estado. En esta nueva era política para Indonesia, vio una oportunidad para que el gobierno propusiera una agenda progresista. Su enfoque de la reforma agraria también se preocupa por preservar los bosques y la biodiversidad, y afirma que las explotaciones familiares planifican más y talan menos árboles que las corporaciones. En su opinión, los pequeños agricultores han demostrado ser conservacionistas. De hecho, cita la implementación de planes de silvicultura social como uno de los aspectos más exitosos del programa del gobierno.

Después del evento, nos sentamos con Fauzi para profundizar en cómo ve el enfoque de la administración actual hacia la reforma agraria y sus esperanzas para el futuro.

¿Cómo describiría la implementación de la reforma agraria de la administración Jokowi?

Estos últimos cuatro años representan una apertura para una agenda del pueblo, y debemos apreciar los múltiples puntos de entrada que actualmente existen para que el gobierno absorba y adopte una agenda del pueblo. Evidentemente, hay diferencias de opinión sobre qué camino tomar, pero lo importante de esta era es reconocer los múltiples y distintos mecanismos que pueden permitir que una agenda del pueblo acabe convirtiéndose en la agenda del gobierno.

¿Está satisfecho con el enfoque del gobierno hacia los pequeños agricultores?

Bueno, depende de con qué sector gubernamental e institución estés trabajando. En cuanto al tema de la redistribución de la tierra, estamos decepcionados porque el compromiso de los líderes gubernamentales ha cambiado de un ministerio a otro. Sin embargo, podemos ver cuán receptivo es el Ministro de Medio Ambiente y Bosques; cuenta con mejores procesos de políticas para fortalecer el acceso de las personas a la tierra en el marco de su jurisdicción.

En términos de bosques, existen diferentes tipos de demarcaciones por territorio. Por ejemplo, las áreas de conservación son diferentes a las áreas productivas. Ha habido una evolución importante para reconocer los derechos de propiedad de las comunidades consuetudinarias o pueblos indígenas. Al reconocer los derechos de las comunidades consuetudinarias a su territorio, el Ministro de Medio Ambiente y Bosques ha creado un mecanismo diferente para sacar el territorio consuetudinario del área forestal y hacer que la propiedad sea legal. Una vez hecho esto, se pueden establecer planes de silvicultura social. En este ámbito, el gobierno ha podido hacer progresos considerables.

Ahora que falta menos de un mes para las elecciones generales, ¿cuáles son las perspectivas para la reforma agraria en el futuro?

Ambos candidatos discuten de forma retórica el importante papel de la reforma agraria porque la realidad es que la desigualdad de la tierra está muy sesgada, lo que significa que solo unos pocos actores corporativos controlan grandes extensiones de tierra. Por otro lado, la mayoría de las personas sin tierra se ven amenazadas por las acciones de las corporaciones. En este sentido, las adquisiciones de tierras a gran escala suponen un gran peligro para la sostenibilidad del acceso a la tierra por parte de los agricultores pobres, los pescadores artesanales y los pueblos indígenas.

 

Por ahora, Fauzi cree que el principal factor que favorece la reforma agraria es la gran atención que le presta el electorado y su deseo por que se redistribuya la tierra de los inversores extranjeros entre los hogares de pequeños agricultores. Tal vez volviendo a sus raíces como activista social, insiste en que solo a través de una sociedad civil organizada y comprometida se puede aprovechar suficiente la burocracia para aplicar las políticas previamente articuladas sobre papel.

Para más información sobre los esfuerzos del presidente Joko Widodo hacia la reforma agraria, lea: https://www.globalpolicyjournal.com/blog/02/10/2018/would-president-indonesia-have-signed-decree-agrarian-reform-had-glf-been-held