Fomentar el liderazgo juvenil para garantizar los derechos a la tierra: el Programa de Liderazgo de la ILC Asia

Miércoles, Abril 3, 2019

Orientado a los miembros y dirigido por estos, el Programa de Liderazgo de la ILC ha reunido a 38 mujeres y 29 hombres de 33 miembros de la ILC de África, Asia y América Latina.

Piensa en la zona donde vives. Piensa en la comunidad a la que perteneces. Piensa en la relación entre tu territorio y tu comunidad. No importa cuán grande sea el uno o el otro, lo que esperas es que ambos estén en armonía. Sea cual sea el reto o la oportunidad que se presente, esperas que los líderes de su comunidad estén presentes y que siempre defiendan a su comunidad y su entorno. No se admiten interrupciones. Aquí es donde vives.       

El verdadero desafío es mantener la continuidad en la relación entre la comunidad y su territorio. Los líderes comunitarios son el escudo principal de tu identidad y unidad territorial. ¿Pero qué sucede si los líderes no pueden resolver los desafíos o mantener a la comunidad unida?

Estos son los desafíos a los que hoy en día se enfrentan los líderes comunitarios, incluidos los grupos de promoción y las ONG, cuando sus comunidades tienen que lidiar con cambios en la legislación y las políticas sobre la tierra, la inversión extranjera, eventos climáticos variables y extremos, etc. ¿Cómo puedes convertirte en un líder del mañana? ¿Cuál es tu papel dentro de tu comunidad? Estas fueron algunas de las preguntas apremiantes que los organizadores de movimientos de base de la ILC y sus aliados trataron durante un reciente curso de capacitación sobre liderazgo que se organizó en Filipinas.

A pesar de que siempre habrá desafíos, el poder del éxito es enorme e inspirador. En 1974, el pueblo de Ikalahan logró el gobierno nacional les reconociera la tenencia de 15 000 hectáreas de tierras ancestrales, convirtiéndose en la primera comunidad indígena de Filipinas en alcanzar semejante victoria. ¡Y esto lo cambió todo! Sentó un precedente que siguieron muchos grupos en la lucha por los derechos a la tierra y el reconocimiento para administrar los recursos naturales. Sus tierras ancestrales cubren 56 000 hectáreas, y la comunidad ha sido la primera en Asia en documentar su capacidad de almacenamiento de carbono forestal y vender créditos de carbono en el mercado abierto. ¿Cómo lo lograron? Gracias a un liderazgo cohesivo que asegura que la comunidad y el territorio permanezcan inseparables en el tiempo.

Fue precisamente en el centro de capacitación de Ikalahan donde los 20 jóvenes líderes del Programa de Liderazgo de la ILC Asia pasaron los primeros días del curso de capacitación del total de 11 días de duración. Allí, aprendieron la manera en que los líderes trabajaron para mantener el territorio como una parte inherente de la comunidad a fin de continuar con su estilo de vida. La capacitación se llevó a cabo del 10 al 20 de marzo de 2019 y forma parte de un esfuerzo global promovido por la ILC desde 2018 para apoyar el desarrollo del liderazgo y las capacidades de organización.

Jóvenes y mujeres líderes en el centro

Como telón de fondo del programa asiático está el trabajo conjunto de la Asociación de Agricultores Asiáticos (AFA) Pakisama y la ILC para crear oportunidades de aprendizaje entre pares y fomentar la colaboración de jóvenes líderes ¿El principal objetivo? Aumentar sus capacidades y su participación como jóvenes sucesores de los roles de liderazgo de las organizaciones de la sociedad civil, dotarlos de habilidades para guiar a sus comunidades y organizaciones para que se fortalezcan cada vez más y crear una comunidad de colaboración y práctica.

El programa está compuesto por un total de 20 líderes jóvenes, 10 mujeres y 10 hombres, de 11 miembros de la ILC Asia y sus organizaciones de base asociadas procedentes de 7 países de sur, sureste y centro de Asia.[1]. A través de actividades en clase y en grupo, sesiones culturales y visitas de campo, estos líderes de segunda línea pasaron por los módulos de liderazgo individual, organizativo y sistémico para aprender, desaprender y pensar críticamente lo que significa el liderazgo para ellos y sus comunidades, y cuáles son sus funciones para asegurar la continuidad de sus comunidades y territorios son.

El liderazgo viene tanto con el localismo como con la construcción universal de la identidad. “Nos sentimos asiáticos más allá de nuestras respectivas nacionalidades. Nuestras comunidades y nacionalidades, si bien son diversas se enfrentan a problemas comunes como son la injusticia con relación a la tierra, la injusticia de género, la injusticia étnica. Y los enfoques que aplicamos para abordar tales problemas son distintos. Al mismo tiempo, identificamos principios universales: el humanismo auténtico, incrementar nuestra autosuficiencia, fomentar la interdependencia con otros individuos y comunidades para acercarnos a nosotros mismos y a la sociedad” (Sócrates Banzuela, Director Ejecutivo de Pakisama).

El territorio: una llamada al liderazgo

Cuando las comunidades, el territorio y el liderazgo están en sincronía, su potencial para construir caminos de desarrollo inclusivos es enorme. La comunidad Ikalahan es un ejemplo. Su éxito más notable en los últimos 40 años ha sido su capacidad para mantener su tierra, su comunidad y su liderazgo en una visión transformadora con identidad. Una identidad donde su tierra ha jugado un gran papel.  

Los líderes de Ikalahan hablaron con los participantes sobre cómo actuaron para mantener y reproducir continuamente estos múltiples vínculos entre las comunidades y sus tierras en el contexto de cambios tanto deseados como inesperados. Se invitó a los participantes a reflexionar al respecto y sobre su papel en cómo mantener la unidad y la estabilidad de las comunidades y territorios a los que pertenecen o con los que trabajan. ¿Cuál es vuestro llamado desde el territorio? ¿Qué mueve vuestras mentes, cuerpos y corazones a la hora de trabajar? ¿Qué hacer para garantizar que las próximas generaciones de líderes comunitarios no se separen de sus comunidades, o vuelvan a ser recursos comunitarios? ¿Cómo asegurar la continuidad de las luchas de los antepasados? ¿Cómo enfrentar los desafíos globales y sus posibles amenazas a dicha continuidad mientras se mantiene la cohesión local?

“La capacidad de anhelo de los futuros líderes es muy importante. El anhelo debe desarrollarse. Tenemos que suscitarlo, sacarlo, hacer que los jóvenes lo creen” (Noer Fauzi Rachman, activista académico y especialista independiente). Anhelar y aprender la historia de un territorio y una comunidad para comprender el nuevo contexto, las fuerzas en juego y los desafíos como jóvenes líderes. Y también "desaprender los fracasos de anteriores líderes y ser uno mismo para estar seguro de poder marcar una diferencia" (Noer Fauzi Rachman).

“Para mí el territorio pastoril es nuestra forma de vida. Si el territorio no está con nosotros, no sobreviviremos. El territorio también forma parte de nuestra cultura, lo celebramos. Mantenemos la comunidad y el territorio juntos y el conocimiento se comparte de ancianos a jóvenes líderes "(Bhavana Desai, la mujer y líder pastoril, MARAG).

Sinergias para una acción más fuerte.

¿Qué viene a continuación? Una fase de tutoría con líderes de primera línea de organizaciones participantes que acompañan a sus contrapartes jóvenes en la implementación de sus planes de reinserción y la exploración de nuevas formas de practicar el liderazgo. Se espera que las próximas etapas incluyan otras capacitaciones cara a cara, intercambios virtuales y acciones de movilización.

Un compromiso con el liderazgo significa creer en el potencial de los jóvenes y las mujeres, en la fuerza de las comunidades en las luchas por los derechos a la tierra y en la importancia de un liderazgo comunitario renovado, cohesionado y en red. "Es preciso alentar este tipo de diversidad. Invertir recursos en este tipo de ejercicios de reunión y creación de capacidades es invertir en el futuro” (Sócrates Banzuela, Pakisama).

La diversidad es una de nuestras principales fuerzas como Coalición global. Aprovechémosla y de forma conjunta, como miembros de la ILC, socios estratégicos y aliados potenciales, aportemos ideas y recursos para facilitar la creación de oportunidades como esta: espacios para la participación real, la apropiación y la democratización del poder a fin de avanzar hacia una gobernanza de la tierra centrada en las personas.

 

[1] Estrella Kampuchea de Camboya; RMI y KPA de Indonesia; Pakisama, PAFID y AFA de Filipinas; KAFLU de Kirguistán; ALRD de Bangladesh; MARAG de la India; y CSRC y NLRF de Nepal.