La ordenación forestal participativa cobra mayor preeminencia en las políticas nacionales

La silvicultura en Mongolia ha experimentado cambios importantes desde los años noventa. El país se enfrenta a retos en la protección de su reducida superficie forestal con unos recursos administrativos limitados. La FAO ha puesto a prueba el enfoque de Ordenación Forestal Participativa (OFP), que apoya a las comunidades locales de pastores en la gestión forestal y el control sobre los bosques y las tierras de pastoreo. Dado que tanto las comunidades como los gobiernos locales se benefician de la OFP, el Gobierno de Mongolia la ha adoptado como enfoque nacional de la ordenación forestal. 

Este estudio de caso también forma parte de la base de datos de buenas prácticas de la ILC. Aprende, comparte  e inspírate!

Author: 
Dominique Reeb (FAO) and Stefania Battistelli (ILC Secretariat)
Year: 
2015