Un campaña mundial presiona a empresas de alimentos y bebidas para que respeten los derechos a la tierra

La campaña global de Oxfam "Tras la marca" ha aprovechado la presión ejercida por consumidores, inversionistas y el público para cambiar la manera de hacer negocios de las diez empresas más importantes de alimentos y bebidas. Estas empresas tienen un gran poder sobre sus cadenas de suministro y pueden incidir para que la industria agrícola respete los derechos humanos y el medio ambiente. Oxfam clasificó a las diez empresas -incluidas Coca-Cola y PepsiCo- según sus compromisos públicos y políticas de abastecimiento con relación a siete temas, uno de los cuales era la tierra. En 2014, varias de las diez empresas habían formulado compromisos en materia de derechos a la tierra de largo alcance. Ahora, Oxfam se está centrando en cómo hacer que tales compromisos se pongan en práctica.